Cómo curar los uñeros

Síntomas y causa

En este artículo explicamos cuáles son sus síntomas y sus posibles causas, y compartimos algunos remedios naturales y caseros para tratarlos sin complicaciones con ingredientes que solemos tener en la cocina: limón, sal, tomillo, etc. Antes de ver en profundidad cómo curar los uñeros, hagamos una breve introducción en el problema y su causa. Los uñeros son unas molestas y dolorosas inflamaciones que se forman en la piel de alrededor de las uñas cuando éstas se encarnan y, que en ocasiones también pueden ir acompañadas de una infección en la zona.
En este abolla, huevo o zanahoria.

Los uñeros se producen cuando se inflama la piel que hay alrededor de la uña. Muchas veces, dicha inflamación va acompañada de infección; en cuyo caso es frecuente que al presionar la piel contra la uña duela mucho y aparezca a la superficie pus, que es un signo inequívoco de infección.
Muchas veces se produce por una elevada presión entre la uña y la piel, por ejemplo por el uso de calzado demasiado apretado, especialmente por el uso de zapatos estrechos en la punta. Esta presión, junto con la presencia de sudor y otros agentes como arena o suciedad producen la irritación de la piel y hasta la aparición de pequeñas heridas que si no son tratadas producen infección agravando la situación. También pueden estar causados por la encarnación de la uña en la piel, lo que puede terminar produciendo una herida, especialmente si va acompañado de los factores que acabamos de mencionar. Aunque es menos frecuente, también pueden producirse por la presencia de enfermedades en la piel y por traumatismos en la zona.

Cómo curar los uñeros

Veamos ahora cómo curar los uñeros. Normalmente la curación se produce de modo natural siempre y cuando se consiga eliminar la infección si la hay, y curar correctamente la herida. Para ello, debemos en primer lugar eliminar todo el pus de la zona, presionando la carne próxima a la herida, de modo que la presión de los dedos arrastre hasta el exterior el pus del interior de la herida (es muy doloroso, pero es necesario eliminar el pus). Una vez hayamos comprobado que no sale más pus, debemos limpiar la zona con agua y jabón, secar totalmente, y a continuación aplicar betadine u otro desinfectante.

como-curar-los-uneros

Al mismo tiempo, es importante evitar hacer deporte o cualquier cosa que suponga una elevada presión en la zona, evitando también el uso de zapatos que ejerzan presión sobre la zona, y evitando la acumulación de sudor en el interior del zapato, para lo cual podemos usar un zapato que transpire correctamente, evitar exponernos a elevadas temperaturas, y quitarnos el zapato periódicamente para evita la acumulación de sudoración. Debemos realizar una cura al día con agua y jabón y aplicación de betadine cada día hasta conseguir la curación del uñero.

Remedios naturales

También pueden ser de ayuda algunos remedios naturales como por ejemplo, introducir el dedo donde esté el problema dentro de un vasito con una infusión de romero; o bien de rabo de gato (es el nombre que recibe una planta que crece salvaje en muchos montes). En caso de que no tengamos betadine en casa, podemos desinfectar la herida introduciendo en pie en un vaso de agua con sal disuelta, ya que la sal es un potente desinfectante. A pesar de todos estas indicaciones que te explican cómo curar los uñeros, en algunas ocasiones, especialmente si la uña está encarnada en la piel, puede que este reaparezca una y otra vez, en cuyo caso se hace necesario una intervención quirúrgica sencilla, que elimina parte del nacimiento de la uña en la piel, evitando que vuelva a aparecer el uñero. Esto es algo que pueden realizar incluso muchos podólogos, si cuentan con quirófano y con la experiencia y formación necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *