Cómo curar el acné

¿Te has preguntado exactamente cómo curar el acné? Pues, es una enfermedad crónica, a veces hereditaria, a veces derivada de desórdenes hormonales y a veces causada por el contacto de la piel con elementos externos, que afecta a las personas durante la pubertad, aunque en muchos casos se mantiene durante la edad adulta. Como curar el acné no ha sido una tarea fácil, muchos estudiosos siguen hasta hoy realizando ensayos y estudios que los ayuden a dilucidar sus causas específicas, ya que aún se desconoce exactamente por qué le sucede a unas personas y a otras no.

Si alguna vez tuviste o actualmente tienes una piel con granos, sabes exactamente de qué se trata y tal vez lo único que veas en esto sea la repercusión social que puede tener. El acné es un bloqueo social por excelencia en la edad adolescente temprana o tardía y en muchos casos, también en la edad adulta. Es difícil dar la cara al mundo cuando esta se encuentra llena de rosetas o está enrojecida o muestra lesiones purulentas en la frente o en la punta de la nariz. Tomando en cuenta todos los procesos emocionales que se desencadenan de tener una piel con eczemas, curar el acné debería ser una obligación humana en la que se aúnen todos los esfuerzos posibles.

como-curar-el-acne

Ahora bien, para saber cómo curar el acné debes tener claro que todo dependerá del tipo de erupción que tengas y si ya has sido prescrito por un médico, y estás tomando un tratamiento o no. Sin embargo, hay algunas estrategias que puedes poner en práctica como un granito de arena para evitar que el asunto empeore y así apurar el proceso.
El aseo es la primera herramienta que tendrás a favor si buscas como curar el acné. Esto no lo curará, pero repito, ayudará a apurar el proceso. Como se trata de una bacteria, debes procurar que la asepsia esté presente no solo en tu piel, sino en todo lo que la toque. Me refiero a lo siguiente:

1. Las sábanas de tu cama, cámbialas una vez a la semana.
2. La toalla con la que secas tu cara y las áreas donde estén presentes las lesiones, debe ser una distinta a la que usas para el resto de tu cuerpo. Cámbiala una vez al día (sí, debes tener muchas toallas)
3. La esponja y brochas de maquillaje, cámbialas una vez a la semana. El tema del maquillaje (y aquí me
detengo) es delicado. Si tienes una piel acnéica, deberías evitarlo, tapa tus poros y promueve la
propagación de la bacteria.

Todo lo que toca tu piel puedes lavarlo e incluso esterilizarlo después de lavarlo antes de usarlo de nuevo, usando agua caliente o un esterilizador, así la bacteria en ellos habrá muerto y poco a poco la irás eliminando.
Sin que parezca extraño, para curar el acné es indispensable que tus manos se encuentren lo más alejadas que se pueda de las lesiones. Sabemos que quieres ayudarte, pero tus manos representan un factor de riesgo para ello. Una respuesta común en todas las personas con este padecimiento es la certeza de que extirpar el acné con sus propias manos lo hará desaparecer. Nada más lejos de la verdad. Cada vez que tocas y rompes una espinilla, logras infectar más la herida y lo empeoras todo. Eso sin contar que por romper tu piel, estás dando paso a que se te haga una cicatriz que perdurará en el tiempo. Así que haznos un favor y evita tocar tu cara con tus manos. Cuando desees hacerlo, medita, respira, cuenta hasta diez y no lo hagas.

Lo que comes te ayudará también a conseguir la curación del acné o a empeorarlo. Si bien es cierto que la aparición del acné puede deberse a problemas hormonales y emocionales y nada tiene que ver con lo que comes, también lo es que ciertos alimentos pueden empeorarlo una vez que ya lo tienes. Ya sabes, comidas muy grasosas, con alto contenido de fibra o de vitamina B pueden empeorar la situación. Además todo el proceso digestivo es importante, ya que el estreñimiento y la acumulación de toxinas que conlleva también puede reflejarse en la piel dando lugar a este problema.
Pero la herramienta principal de cómo curar el acné es la calma y la paciencia que tengas durante el proceso. No es algo que lograrás de un día para otro, así que no esperes milagros. Algunos medicamentos prescritos por el especialista aceleran el proceso, aunque al tiempo de haber terminado el tratamiento el acné podría volver y es algo para lo que también debes prepararte. Por eso, mantener tu rutina antiacnéica como forma de vida y evitar alterarte y dejar que su presencia te controle es la mejor arma para curar el acné.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *