Cómo curar el TOC

Si quieres saber cómo curar el TOC, lo primero que debemos decir, es que no hay una curación del TOC que sea infalible. Más bien existen ditintas técnicas que en algunas ocasiones permiten superar este trastorno, pero muchas otras veces, no se puede conseguir. Lo primero que hay que decir es que el Trastorno Obsesivo Compulsivo es un trastorno de ansiedad y no una enfermedad física. Es decir, no es la consecuencia de un determinado cambio en la fisiología o biología del organismo, sino la consecuencia de un modo determinado de patrones de pensamiento. Este patrón de pensamiento se caracteriza por la aparición de pensamientos obsesivos, que ocupan la atención de la persona que lo padece, y en ocasiones va acompañado de una serie de actos repetitivos, llamados actos compulsivos.

El motivo por el que se desarrollan estos actos compulsivos, es porque la persona de algún modo, trata de luchar contra sus propios pensamientos, intenta apartarlos de su mente, e intenta escapar de la ansiedad y la incomodidad emocional que acompaña a estos pensamientos, y para ello aprende a realizar una serie de actos repetitivos. Algunos ejemplos son lavarse las manos de un modo exageradamente frecuente, revisar el cierre de puertas, ventanas, clavijas, cerrojos, etc, o realizar las cosas con un orden estrictamente invariable. El paciente intenta de este modo, huír de los pensamientos obsesivos, que pueden ser por ejemplo la creencia en que si no se lava las manos puede contraer una enfermedad, que si no se asegura del cierre de la puerta varias veces no está seguro y puede entrar un ladrón, etc.

Principales tratamientos en la cura del TOC

Si te preguntas cómo curar el TOC, lo primero que debes saber es que existen dos tipos de tratamiento: el de naturaleza psicológica, y el de naturaleza química (prescripción de medicación), aunque este último no suele curar el TOC sino que únicamente reduce la ansiedad y angustia que este produce. Por tanto, la curación del TOC, está dentro de la esfera psicológica y no médica. Los cuatro principales tratamientos que pueden permitir superar la enfermedad son la psicología conductual, el psicoanálisis, el Método Libtoc, y la BioNeuroEmoción. No obstante, no todos los pacientes que se someten a estas terapias consiguen la curación. El método más usado el la psicología conductiva, aunque probablemente es también el que tiene un porcentaje de éxito más reducido. Esto hace sospechar que la causa del Trastorno Obsesivo Compulsivo está en lo que se conoce como la mente inconsciente, que es aquella información mental a la que no tenemos acceso cognitivo, es decir, que no conocemos. Esto es algo que defienden muy especialmente los partidarios del psicoanálisis, pero también del Método Libtoc y la BioNeuroEmoción.

como-curar-el-TOC

La responsabilidad del paciente

No descartamos que en algunos casos puedan ser igualmente útiles otras terapias como por ejemplo la PNL, el EFT o el psich-k, si bien no existe apenas bibliografía científica acerca de la eficacia de estos métodos. En cualquier caso, la colaboración del paciente es fundamental, ya que la mayoría de terapias exigen una gran fuerza de voluntad de su parte, y un esfuerzo constante. Si bien probablemente el psicoanálisis es el que tiene mayor éxito terapéutico se trata de una terapia larga, y en ocasiones muy exigente emocionalmente hablando, puesto que en consulta se intentan revivir episodios traumáticos de la infancia, así como las emociones más dolosas que uno alberga en el interior de sí mismo. Lo que está claro, es que el único modo como curar el TOC es a través del esfuerzo y la disciplina que implica llevar a cabo las terapias comentadas. Lamentablemente se desconoce a ciencia cierta qué factores concretos son los que hacen que una misma terapia sea efectiva para curar el TOC en algunas personas y no efectivas para otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *