Cómo curar la timidez

La cura de la timidez no puede conseguirse sin esfuerzo ni sin la voluntad de la persona tímida. Hay que tener claro que curar la timidez implica esfuerzo, implica salir de la zona de confort emocional, de modo constante para progresivamente conseguir una desensitización a las situaciones que disparan la ansiedad a medida que la persona se expone a ellas una y otra vez.

La zona de confort emocional se considera el conjunto de situaciones, ambientes, actitudes y comportamientos con los que cada persona se siente cómoda (que no despiertan ningún tipo de ansiedad, malestar o timidez en la persona).

Curar la timidez y fuerza de voluntad

 Salir de la zona de confort implica exponerse a situaciones, ambientes, actitudes y comportamientos que van a desencadenar ansiedad y malestar emocional, para que a medida que la persona se expone a ellas una y otra vez, progresivamente se vayan convirtiendo es algo que cada vez desencadena menos ansiedad, miedo o malestar. Esto implica aceptar que la única forma de curar la timidez es enfrentarse a ella, y hacer y decir lo que uno desea a pesar de esa timidez que siente. Superar la timidez es realmente complicado, e implica un alto grado de valentía, pues no es más valiente quien menos miedo o ansiedad tiene, sino quien más miedo y ansiedad tiene, pero no deja que esta le frene en lo que desea hacer, decir, o alcanzar.

como-curar-la-timidez

Por tanto, si deseas saber como curar la timidez, debo decirte que no existe una cura milagrosa que la elimine de repente, sino que la cura consiste en exponerse una y otra vez a las situaciones, comportamientos y circunstancias que generan elevada ansiedad, miedo o incomodidad a la persona tímida para que a base de exponerse repetidamente a ella, esta desaparezca poco a poco, y con ello se vaya expandiendo lenta o progresivamente la zona de confort. Con ello, poco a poco el paciente verá que situaciones y cosas que anteriormente le generaban ansiedad y timidez, progresivamente se vuelven familiares; y así es cómo curar la timidez.

Qué se esconde tras la timidez

Normalmente, suele ser algo que viene desde la infancia, pues normalmente es un sistema de aprendizaje basado en evitar decir y hacer cosas que la persona entiende que podrían llevarle a no tener la aprobación de los demás, o a ser juzgado negativamente. Y es que la timidez no es más que el miedo al rechazo, a no tener la aprobación de los demás, y a veces (no siempre) va acompañada de una personalidad narcisita, o de otros trastornos de ansiedad. Si se quiere eliminar el problema de raíz (eliminar sus causas) en ese caso es recomendable realizar psicoanálisis o bien realizar psicología transpersonal.

Estos actúan a nivel de la mente inconsciente, y permiten eliminar todos los factores que hay detrás de la timidez, que muchas veces son el miedo al rechazo, traumas de la infancia, baja autoestima, o falta de habilidades sociales. Evidentemente es recomendable también acudir a un psicólogo, pues muchas veces uno mismo no consigue ser capaz de empujarse a salir de la zona de confort, y de ver qué es lo que esconde la timidez. También es de mucha ayuda la psicología transpersonal.

La psicología transpersonal es la que va más allá de los límites marcados por la personalidad., y en el caso de la timidez, es evidente que el paciente tiene una imagen de sí misma que no lo ayuda para nada; y no consigue dejar de identificarse con una estructura mental determinada. Un primer paso para entender las bases de la psicología transpersonal son los libros de Eckhart Tolle. No obstante, no te recomiendo que te encierres en ti mismo leyendo libros de auto-ayuda sobre como curar la timidez, sino que dejas salir la parte más espontánea de ti mismo, que dejes de preocuparte por lo que los demás piensen de ti y que dejes de tener actitudes y comportamientos orientados a buscar la aprobación de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *