Cómo curar un esguince de tobillo

Si te preguntas cómo curar un esguince de tobillo, debes saber que lo primero que hay que hacer si se ha sufrido un esguince es acudir al médico. Este comprobará que no hay ninguna rotura, aplicará alguna crema antiinflamatoria y/o analgésica, e inmobilizará el tobillo adecuadamente mediante un vendaje compresivo. Habiendo valorado la gravedad del mismo, establecerá las pautas a seguir, especialmente el tiempo y severidad del reposo, y seguir sus indicaciones es el mejor modo como curar un esguince de tobillo. A partir de ahí es muy importante guardar reposo, ya que es el factor más importante con diferencia en la correcta curación de un esguince.

Si no se realiza reposo se corre el riesgo de aumentar muchísimo el tiempo requerido la curación, o lo que es peor, puede impedir la curación, y prolongar la lesión durante meses, años, o incluso durante toda una vida. Lógicamente el tiempo a guardar reposo depende del tipo de esguince, y es algo que te indicará el médico tras la exploración de tu tobillo. Es importante tener muletas para poder desplazarse sin apoyar el pie lesionado en el suelo, y el tiempo durante el que hay que seguir el reposo varía dependiendo de la gravedad del esguince, y puede ir desde cuatro días hasta cuatro semanas si el, esguince es severo.

Consejos para la correcta curación de un esguince de tobillo

Durante este tiempo es importante tener un vendaje compresivo, ya que la compresión con un vendaje ayuda a evitar el excesivo desplazamiento del pie en relación a la tibia y peroné, es decir, evita los movimientos de excesiva torsión del pie hacia los laterales, ya que si esto se produjese, dificultaría su curación. Si por algún motivo de fuerza mayor se retira el vendaje, es importante volverlo a poner, siempre evitando hacer una presión excesiva, ya que ello cortaría la circulación de sangre, pudiendo llegar a producir gangrena y con ello la amputación de la pierna. Por ese motivo, es importante que ante la duda el vendaje está más bien suelto que prieto, aunque lo mejor en este caso es volver al médico para que este realice correctamente el vendaje. Podemos decir que los aspectos más importantes que tienen que ver en cómo curar un esguince de tobillo son el reposo y el vendaje del tobillo.

Es muy recomendable aplicar hielo tras el esguince, pero no directamente sobre la piel, sino que el hielo debe ir dentro de una bolsa impermeable (que no suelte agua), y la bolsa envuelta en una toalla, de modo que el tobillo esté en todo momento seco, y sin contacto demasiado directo con la fuente de frío. Podemos aplicarlo durante quince minutos, unas tres veces al día.

como-curar-un-esguince-de-tobillo

Otro consejo importante es mantener la pierna en alto. No es necesario estar todo el día acostado o con la pierna en alto, pero sí es importante que si vamos a estar un buen rato sentados, apoyemos el pie en una silla o algo que haga elevar el pie unos 35-50 centímetros del suelo, lo que ayudará a mejorar la circulación y con ello a acelerar la curación y a eliminar los moratones. En algunas ocasiones es posible que tras el esguince sea necesario realizar rehabilitación (fisioterapia), si bien esto es algo que debe valorar un médico en función de la valoración del tobillo, aunque en la mayoría de casos no se hace necesario.

No curarse al 100 % favorece futuros esguinces

No tengas prisa por volver a andar mucho, o a hacer deporte, o a hacer carreras explosivas. Todo lleva su tiempo, y forzar los límites de la recuperación sólo haría que empeorarla, o incluso aumentar las probabilidades de lesionarte nuevamente, algo que sucede con mucha más frecuencia de lo que se cree. Cuando se sufre un esguince y esto no se cura al 100 % , se corre el riesgo de volver a hacerse esguinces de tobillo en el futuro, ya que el pie puede quedar con una excesiva flexión lateral, y/o con los ligamentos debilitados. Sigue siempre las pautas establecidas por tú médico o fisioterapeuta, haz una vuelta a la normalidad progresiva, y sobre todo aplica el sentido común.

Ya has visto cómo curar un esguince. Ahora te toca a ti seguir las indicaciones, sobre todo es fundamental guardar reposo si quieres curarte pronto y estar al 100% de tus capacidades en el menor tiempo posible. Debes tener en cuenta que se han dañado los tendones y ligamentos de tu tobillo, y el reposo es necesario para que se produzca su curación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *