Cómo curar un tatuaje

Hacerse un tatuaje es una experiencia por demás excitante que le suma un toque de rebeldía y originalidad a la rutina diaria. En la actualidad tienen un poco más de aceptación por el común de la sociedad que hace unos diez años, aun así hay personas que tildan a otros de rebeldes o “de mala conducta” por el simple hecho de estar tatuados. Entendemos entonces que el tatuaje ha pasado por largos periodos en el que ha sido empleado por culturas diversas, en unas ha tenido aceptación y en otras simple rechazo.

Lo que hay que hacer antes del tatuaje

Vistos como representaciones artísticas, los tatuajes son obras de arte que se colocan sobre el lienzo que es el mismo cuerpo de una persona. Sin embargo, si somos más objetivos, debemos comprender que son una herida superficial hecha sobre las capas más externas de la piel. Esta requiere ciertos cuidados durante su cicatrización para que no se infecte, por lo que al momento de tatuarnos también debemos informarnos de cómo curar un tatuaje y seguir las recomendaciones tan bien como podamos. Pero antes de curar un tatuaje está todo el proceso de tatuado, que comienza con la escogencia de la imagen que se tatuará, el diseño y los colores, además de la zona en la que se colocará el dibujo.

Todo esto debería hacerse con calma y sin apuros porque es algo permanente. El tatuador utiliza un instrumento que con una aguja va dibujando bajo la piel. Considerando el proceso, entendemos entonces como dicha aguja deja pequeñas heridas que deben sanar. Al momento de tatuarnos la piel puede verse un poco enrojecida e inflamada, además de que se siente un poco de ardor en la zona. Todo el diseño y los colores del dibujo se verán diferentes después de curar un tatuaje, cuando la piel haya cicatrizado completamente.

como-curar-un-tatuaje

Cómo curar un tatuaje correctamente

En algunos casos, ya sea por el contacto con alguna prenda de ropa o condiciones ambientales, el tatuaje podría infectarse. El proceso de cicatrización no es muy largo y por lo tanto el hecho de que pasen varios días y aun no se vea curado es la primera señal de que se ha infectado. En este caso, la manera de saber cómo curar un tatuaje es aplicando un medicamento o crema diferente, que puede indicarte el tatuador o un medico al que deberás asistir en caso de que la infección sea grave y te cause dolor. La capa de piel o costra que aparecerá a medida que sane, te producirá picor, pero en ningún momento debes quitártela o rascarte porque eso siempre retarda el proceso cuando intentamos curarlo.

En líneas generales, saber cómo curar un tatuaje no debería representar un gran esfuerzo, ya que solo se debe prestar atención de que las prendas de ropa no lo cubran y en caso de que deban cubrirlo que no sea de manera muy ajustada. Además, tanto para la ropa que pueda hacer contacto con la zona tatuada, como para la toalla con que te seques al lavarla, procura que se trate de fibras frescas como el algodón. Para saber cómo curar un tatuaje una vez en casa, basta con preguntar al tatuador qué crema o pomada nos colocaremos en la superficie.
Seguramente la llevarás colocada una vez salgas del sitio donde te lo hayas hecho. Y el tratamiento en casa suele ser lavar la zona tatuada con agua y jabón neutro, secar suavemente sin restregar y luego aplicar la crema. A lo largo de todo este proceso, que es el modo en cómo curar un tatuaje infectado, tal vez pensarás que no fue una buena idea tatuarte, pero a medida que pasan los días y cicatrizas empezarás a ver el dibujo más claramente y el picor, el ardor y el dolor habrán quedado atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *