Cómo curar una ruptura sentimental

Como seres humanos, experimentamos emociones a diario que muchas veces definen nuestros comportamientos y decisiones. Las experiencias románticas son las que más comúnmente despiertan ese lado sentimental en nosotros, desde el comienzo en la etapa del enamoramiento, pasando por el desarrollo de la relación y en muchos casos el término de esta. De todas estas etapas nos sobreponemos, aunque curar una ruptura sentimental puede llegar a ser la fracción que requiera más atención de nuestra parte. Al analizar el proceso de cómo curar una ruptura sentimental, es necesario pasearnos por las etapas del duelo.

Negar que la relación haya terminado, airearnos por no entender qué sucedió, buscar soluciones para enmendar lo sucedido, caer en la profunda tristeza al notar que nada puede solucionarse y al final aceptar y asimilar la realidad. Este es en muy pocas palabras el largo proceso por el que pasa un individuo al terminar una relación sentimental. Puede calificarse con muchos adjetivos, pero fácil no es uno de ellos. Sin embargo, con el acompañamiento adecuado y el tiempo necesario, las personas tienden a recuperarse y a continuar con su vida. Al finalizar el duelo, es posible sentirse desorientado y sin saber cómo empezar de nuevo.

Saber cómo curar una ruptura sentimental, no es suficiente, hay que esforzarse

Posiblemente, lo que básicamente te ayudará a curar una ruptura sentimental es la voluntad de la que dispongas para ello. Tan importante o más que conocer cómo superar una ruptura sentimental, es saber si uno desea luchar por superarla. Es un proceso que requiere esfuerzo de voluntad y determinación, ya que el estado de inercia de la mente, es atascarse en la negatividad y la depresión. Es decir, tienes que decidir hacerlo y luego mantener tu decisión. Esta decisión es lo que te ayudará a concretar las pequeñas metas que puedes proponerte para salir de esta situación y continuar con tu vida. ¿Qué metas son esas? Comienza por sentirte bien con tu aspecto de nuevo. Esmérate por verte bien, si es posible cambia el estilo de tu cabello y vístete como te sientas a gusto. Esto ayudará a mejorar tu autoimagen y por ende tu autoestima. Comer y ejercitarse también es importante.

como-curar-una-ruptura-sentimental

Es común que las personas que atraviesan trances emocionales pierdan el interés por alimentarse, hacer ejercicios y cuidar su salud. Hacerlo ayudará a mejorar tu ánimo exponencialmente, así que vale la pena intentarlo. Saber cómo curar una ruptura sentimental es además la especialidad de personas profesionales. Buscar ayuda de un terapeuta, psicólogo o algún profesional en el área nunca está de más. Esto tiene singular importancia en la medida en la que ves pasar el tiempo sin mejoría en tu estado de ánimo. La ayuda de estas personas estará disponible para ti en el momento en que te mires objetivamente y comprendas que lo necesitas. Pueden intentar ayudarte antes, por iniciativa de terceros, pero su ayuda no te servirá de nada hasta que tú personalmente no asumas que la necesitas. Y en el día a día los amigos y la familia también son de gran ayuda.

Su compañía puede ser reconfortante. Realizar actividades en conjunto con ellos es un buen agente distractor y mucho más si dichas actividades se centran en ellos y no en ti. Entendemos que tanto tus amigos como familiares son personas que te conocen y saben por el proceso que atraviesas. Curar una ruptura sentimental no es algo que solo tú hayas intentado hacer. ¿Sabes cuantas personas se han visto alguna vez en la vida con la necesidad de saber cómo curar una ruptura sentimental? Muchos de ellos pueden aconsejarte e incluso compartir contigo sus propias experiencias y la manera en la que las superaron. Intenta ser receptivo en todo momento y no un ente pesimista que solo se queja de sus problemas. En esa medida los otros se sentirán más dispuestos a acompañarte en el proceso y tú mejorarás más prontamente.

No encerrarse en uno mismo

Re conectarte con el exterior es una estrategia efectiva para curar una ruptura sentimental. Durante las fases del duelo, estamos absortos en nosotros mismos y en lo que sucede en el interior de nuestro ser. Sensaciones de rabia, tristeza, ansiedad, desgano, en fin todas aquellas cosas que se sienten cuando no entendemos por qué algo que debía ser para siempre, simplemente termina. Una vez mejor, y ya reconfortados gracias al tiempo y las cosas que hemos hecho para mejorar, llega el día en el que debemos salir fuera de nuevo y reconectarnos. Esto significa comenzar a frecuentar los sitios que nos gustan, sin importar qué recuerdos puedan traer o a qué personas pudiéramos encontrar allí. En este punto llegamos al siguiente paso que es atreverse. A estas alturas ya sabemos cómo curar una ruptura sentimental, así que la mayor parte del camino está andado. Solo falta ser valientes y volver al ruedo. Darnos cuenta de la importancia de sonreír al presente que se nos entrega y evitar colocar barreras que nos puedan bloquear del exterior y de nuevas experiencias futuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *